Las joyas de los años 40 y 50
Publicado el 12 febrero, 2021
portada-post-febrero

¡Ay María, qué ojo tienes! me dijo cuando le pregunté por el precioso anillo que llevaba.

Tengo la maravillosa suerte de ser amiga de mi profesora de historia del instituto. Una mujer fascinante con un gusto exquisito y que siempre me sorprende con los conjuntos y complementos que lleva.

En este caso como te adelantaba, era un anillo, pero no uno cualquiera, era una especie de sello con formas geométricas y piedras rosas, que llamaba la atención del más despistado.

Me contó que era un Chevalier (caballero en francés, es el nombre de lo que nosotros conocemos como sello) de finales de los años 40 y varios datos interesantes que he ido contrastando y ampliando para contarte en esta nueva sección del Blog.

Sortija Chevalier. Años 40. Montura de oro amarillo de 18 kts, con diamantes talla antigua y rubíes Verneuil talla esmeralda.

Chevalier, el certificado digital de la época

En la antigüedad, los chevalier eran los anillos que se usaba para presionar el lacre que sellaba las cartas, certificando la autenticidad y el origen del mensaje. Eran anillos de cierto volumen, con el escudo familiar, que pronto se convirtieron en una expresión de su riqueza y poder.

Estoy segura de que te viene imágenes a la cabeza y sabes perfectamente de lo que te estoy hablando pero por si acaso… te dejo esta imagen y este link a un artículo con la historia del anillo sello.

Anillo sello grabado con un monograma escudo de armas.
(Fotografía extraída de kaiajoyasuruguay.blogspot.com
).

Un Estilo consecuencia del momento

En los años 40 ya no se utilizaban como sello, pero su significado de poder y aristocracia seguían intactos. Lo que hace tan especial al estilo de Chevaliers producidos entre mediados de los años 40 y la década de los 50 es su vínculo con la situación histórica más allá de las modas de otras épocas.

  • Pequeño resumen…

En 1939 comenzó la segunda guerra mundial. Los grandes joyeros franceses, la mayoría judíos o ligados a la alta burguesía judía, estaban preocupados por su vida y la de sus talleres. Tuvieron que elegir entre quedarse y “arianizarse” o huir a los Estados Unidos.

Contra todo pronóstico la escasez de clientes nunca fue un problema y los talleres siguieron produciendo. París se había convertido en el paraíso de los placeres alemanes e italianos. Allí convivían la alta burguesía, que vivía mejor que bien, y otros no tan burgueses que alcanzaron un éxito asombroso gracias al mercado negro y al contrabando. Todos ellos buenos clientes que permitieron que los grandes joyeros tuvieran trabajo para rato.

La escasez de la guerra

El platino estaba reservado para el ejército, el oro era escaso y el comercio con Oriente se vio interrumpido, por lo que no llegaban piedras preciosas a Europa.

Estas circunstancias impulsaron la creatividad y el uso de nuevos materiales. Usaban oro rosa casi rojo, por llevar más cobre de lo habitual en la aleación. Los artesanos aprendieron a hacer joyas impresionantes moldeando finísimas planchas de este oro rosa que decoraban con rubíes sintéticos y diamantes (la mayoría verdaderos).

Sortija Chevalier de oro amarillo y blanco de 18 kts, con diamantes y rubíes sintéticos, talla baguette.
Reloj con esfera oculta de oro rosa con corindón sintético y diamantes.
Brazalete rígido de oro rosa, diamantes y corindones sintéticos. En el perfil se puede apreciar la delgadez del oro moldeado.

Dato curioso: la propia administración francesa prohibió el uso del término “rubí sintético”, obligando a llamarlos corindón sintético. Que consistía en polvo de óxido de aluminio fundido con un tinte rojo.

Y segundo dato curioso: aunque muchos de estos anillos estén hechos de oro de menor calidad y las piedras sean sintéticas, a día de hoy su precio de salida en subastas de arte ronda los 2.000 euros.

De los motivos florales a las líneas geométricas

La moda de este periodo se caracterizó por la sencillez, las líneas masculinas y los hombros acolchados y geométricos inspirados en los uniformes militares. Las faldas cortas (para ahorrar tela) y los abrigos “dados la vuelta” (literalmente, desmontaban los abrigos y los montaban del revés para que parecieran nuevos) decorados con grandes broches en las solapas.

1944. Diario L’Officiel – Francia
1946. Diario L’Officiel – Francia
1947 Diario L’Officiel – Francia

En cuanto a la joyería los primeros años cuarenta estuvieron influenciados por el Art Nouveau y los motivos florales.

Pero tras la guerra y hasta los años 60 se imponen los temas abstractos siguiendo las nuevas tendencias del arte y la arquitectura racionalista. La fascinación por el arte de la guerra, por las nuevas armas y la potencia militar, también es la fuente de inspiración de la que extraen las formas cilíndricas alegóricas a los cañones y la artillería pesada.

Todo junto dio lugar a un estilo donde las joyas son un homenaje a la fuerza y el poder bélico.

Brazalete con cierre articulado de oro con zafiros talla baguete y diamantes
Anillo Chevalier años 50. Platino, zafiros y diamantes.

Esta transformación llegó a todos los lugares, los muebles cambiaron, la arquitectura cambió y hasta los coches cambiaron. Si te gusta el cine clásico en la película Mon oncle, de Jacques Tatí, tienes el ejemplo perfecto de este cambio estético de mitad de siglo y una peli muy divertida para disfrutar en cualquier momento.

Y para no alargar mucho más este post, me despido con algunos ejemplos de arquitectura racionalista pintados por Damián Flores Llanos para que veas el parecido de sus formas con los anillos chevalier (y porque es mi estilo favorito de la historia de la arquitectura).

Espero que te haya gustado este primer artículo sobre historia de la joyería. Si hay alguna época que te guste y de la que quieres que te cuente algunos datos curiosos, no dudes en dejarme un comentario.

Feliz fin de semana y hasta la próxima.

Únete a nuestra lista VIP

Y consigue un 15% de descuento en tu primera compra

3 Comentarios

  1. Marcela Vásquez de Velasco

    Estupendo artículo!!!

    Responder
    • r mas r

      Muchas gracias Marcela, me alegro de que te haya gustado, lo tendré en cuenta para escribir sobre este tema en el futuro. Gracias por comentar.

      Responder
  2. Cristina Ramos Ruiz

    Me ha gustado muchísimo leer el artículo, Meri, me gusta mucho la joyería y chica todos estos detalles le da todo el fundamento. No conocía este tipo de anillos ni su historia, muchas gracias por ilustrarnos!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias con una finalidad técnica, no se obtiene ni cede ningún dato personal de los usuarios son solicitar su consentiemiento. Puede obtener la información sobre nuestra Política de Cookies en el siguiente enlace política de cookies. Esta web contiene enlaces a sitios de terceros con políticas de privacidad ajenas a esta web que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies